De momento no se podrán usar todos los inmuebles para la competición que se reanuda el 4 de junio

 

La Dirección General de Salud (DGS) ha dado el visto bueno a nueve estadios lusos para que se disputen en ellos los partidos que restan para concluir la Primeira Liga de Portugal, paralizada desde la primera semana de marzo a causa del Covid-19, y que regresará el jueves 4 de junio.

 

Según un comunicado de la Federación Portuguesa de Futbol (FPF), tras las comprobaciones pertinentes, han sido aprobados los estadios del Benfica, Sporting, Porto, Vitória de Guimarães, Tondela, Braga y Portimão.

 

Junto a estos siete, también están autorizados por la DGS para acoger partidos la 'Ciudade do Futebol' de Lisboa y el estadio insular del Marítimo.

 

Además, la DGS autorizará a que se jueguen partidos en los estadios del Paços de Ferreira, Boavista, Desportivo das Aves, Gil Vicente, Vitória de Setúbal y Rio Ave, si cumplen una serie de requisitos en próximas inspecciones.

 

Antes del parón liguero, el Porto era líder con 60 puntos, uno más que el Benfica, y por abajo estaban en puestos de descenso el Portimonense y el Desportivo das Aves.