El ansiado momento para los aficionados del América cada vez está más cerca. Nicolás Castillo saldrá a la banca el próximo sábado cuando las Águilas reciban la visita de León.

 

Debido a que Oribe Peralta sigue entre algodones y Jeremy Ménez continúa con su rehabilitación, Miguel Herrera y cuerpo técnico decidieron que es momento de echar mano del atacante chileno a pesar de que apenas lleva una semana en la Ciudad de México y todavía está en el proceso de adaptarse a la altura.

 

Además, en el transcurso de la semana el delantero andino no ha podido entrenar al parejo de sus compañeros, inclusive, en la práctica matutina del día de este jueves, Nico solo trabajó en el gimnasio y abandonó el Nido antes de que finalizara el entrenamiento debido a que tenía que realizar un trámite en la embajada.

 

Sin embargo, es prácticamente un hecho que el debut del andino se dé ante su afición contra el conjunto de La Fiera.