La luchadora no verá acción en el ring hasta que reciba ayuda médica por su lesión en la rodilla

 

Becky Lynch, ganadora de la Royal Rumble 2019, fue suspendida por Stephanie McMahon durante Monday Night RAW debido a que se negó a recibir atención médica por su lesión en la rodilla y después atacar a la Comisionada.

 

Justo cuando Lynch apareció en la marca roja para continuar con su reto a Ronda Rousey para WrestleMania 35, McMahon salió al ring para comentarle a la excampeona de SmackDown que si no recibía la autorización de los médicos para luchar, no podría competir. Por ello, al negarse a atenderse, 'Steph' suspendió a la gladiadora.

 

Tras ello, la luchadora se lanzó contra la directiva, a quien buscó aplicarle su llave de rendición, 'la desarmadora'; sin embargo, fueron separadas por personal de seguridad de la WWE.

 

Posteriormente, la empresa lanzó un comunicado en su página de internet donde hacían oficial la suspensión de Becky Lynch hasta que reciba el visto bueno de los médicos para competir.