El estadio que albergará el Super Bowl LIII impresiona por su belleza y por lo barato de su comida

 

Arthur Blank, dueño de los Atlanta Falcons y el Atlanta United, lo tenía muy claro. “Quiero el mejor estadio del mundo y quiero que el fanático tenga la mejor experiencia cuando venga a mi estadio”, palabras de Eric Finkelstein, director de eventos de la NFL, en la visita de los medios al estadio sede del Super Bowl.

 

La sensación y reacción al entrar al Mercedes Benz Stadium es de total asombro, una obra arquitectónica magnífica, majestuosa, que adorna el centro de la ciudad de Atlanta y se puede ver casi desde cualquier punto de la ciudad, más estos días ataviado con los colores y equipos que jugarán el Super Bowl LIII.

 

Una de las claves para que la experiencia sea única, es la cantidad de pantallas que hay en todo el estadio, sobre todo la principal, una pantalla en forma de Halo, de 63 mil pies cuadrados, la pantalla 360 más grande del mundo, que se encuentra a 17.6 metros de altura, debajo de los ocho paneles que se abren en ocho minutos para convertirse en una ventana al cielo.

 

El estadio fue inaugurando el 26 de agosto de 2017, supliendo al icónico Georgia Dome como casa de los Falcons, además de albergar al equipo local en la NFL, ha sido casa del Atlanta United, actual monarca de la MLS, y de múltiples eventos deportivos como la final del futbol americano colegial en 2018.

 

Una de las particularidades de este estadio, y objetivos del Sr. Blank, es tener un menú variado y sobre todo accesible con el precio de los alimentos, estrategia mercadológica que ha sido aplicada desde su inauguración y que para el Super Bowl no será diferente.

 

Un tradicional hot dog tendrá precio de apenas $2.00 dólares, una hamburguesa $3.00 dólares, una pizza $5.00, unas alitas $6.00, las bebidas también tendrán precios bajos, una botella de agua $2.00, un refresco $3.00 y una cerveza $5.00, precios que incluso son cinco veces menor a lo que vimos en las últimas cinco ediciones del Súper Domingo.

 

El aforo esperado para el domingo será de 70 mil personas, el estadio tiene capacidad para 78 mil, pero por todas las adaptaciones que se hacen para el partido más importante del año, se reduce a 70 mil almas, que el domingo estarán muy cómodas presenciando el juego en uno de los mejores estadios del mundo.