Al delantero se le pondría una protección más flexible en el codo para que pueda integrarse al equipo

 

Pese a que se estimaba que Lionel Messi causaría baja tres semanas para lograr recuperarse, el Barcelona podría respirar tranquilidad dentro del club pues el jugador podría regresar antes de lo previsto.

 

Y es que esta misma semana al astro argentino podrían retirarle la férula, luego de diez días tras la fractura que sufrió en el radio del brazo derecho en el encuentro ante Sevilla.

 

La férula que le mantiene totalmente inmovilizado el brazo derecho sería retirada a finales de esta semana, la cual coincidiría con el partido ante el Rayo Vallecano, y dependiendo de los resultados se le colocaría una protección especial para que ya pueda ejercitarse con el resto del equipo.

 

Tras su integración, se observarían las sensaciones del delantero a la hora de correr y al hacer movimientos bruscos, por lo que dependiendo de su evolución podría estar presente para el encuentro del 6 de noviembre ante el Inter de Milán, correspondiente a la Jornada 4 de la Champions League.