El brasileño afirmó que la idea de ser DT no se encuentra dentro de sus planes futuros

 

Ronaldinho Gáucho afirmó en San Salvador que entre sus planes para el futuro no está el de dirigir a la Selección de Brasil.

 

"No lo he pensado y tampoco es para mí", dijo en una conferencia de prensa a su llegada a El Salvador, donde fue ovacionado por cientos de hinchas de Brasil y del Barcelona.

 

A dicha conferencia asistieron más de 200 espectadores que, como en un estadio de fútbol, gritaron el nombre del exjugador mientras portaban camisas de los equipos en los que estuvo y montaban un mosaico con mensajes de bienvenida en portugués.

 

El Campeón del Mundo en 2002 está en El Salvador como parte de una gira que ya lo llevó a Costa Rica y Honduras, en la que comparte su experiencia con niños y jóvenes.

 

"No esperaba encontrar a tanta gente. Es lindo venir de tan lejos y ser recibido así, con tanto respeto, con tanto cariño y de verdad estoy emocionado y feliz", dijo.

 

Ronaldinho Gaúcho participará en el campamento "Joga Bonito", en el que, junto al salvadoreño Jorge 'Mágico' González, "mostrará diversas técnicas del fútbol que él domina" a unos 500 niños y jóvenes de zonas azotadas por la violencia que afecta a El Salvador, según anunciaron los organizadores.

 

Los menores son parte del programa de prevención Liga Atlética Policial, impulsado por la Policía Nacional Civil (PNC) del país centroamericano desde el 2016, y con la que se busca alejar a los niños y jóvenes de la violencia, en especial a los que viven en zonas de riesgo.

 

Ronaldinho, quien comenzó como jugador profesional en el Gremio de Porto Alegre, también ha jugado en París Saint-Germain, el Milán, y el Querétaro. Es embajador del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). El pasado febrero, el brasileño fue presentado como nuevo embajador del Barcelona, equipo con el que logró dos Ligas y una Liga de Campeones, además de un Balón de Oro.