El objetivo es impulsar la formación teórica en las obras compuestas en los siglos XVII y XVIII Explorará el repertorio mexicano virreinal, adelanta Jorge Volpi

 

La Academia de Música Antigua (AMA), creada por la Universidad Nacional Autónoma de México, surge con el objetivo de impulsar la formación teórica y artística a nivel profesional, en música de los siglos XVII y XVIII.

 

Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, declara que por el momento la agrupación inicia como una orquesta de cuerdas, conformada por 13 integrantes, 2 mujeres y 11 hombres, de entre 19 y 28 años, que fueron seleccionados de una convocatoria en la que participaron 78 personas:

 

“Se trata de un proyecto artístico y académico que trate de darle una vida continua al desarrollo de la música antigua y barroca en nuestro país, para explorar el repertorio mexicano virreinal, y para tener una visión del repertorio europeo de toda esta época. Hemos tomado como modelo a la Orquesta Juvenil Eduardo Mata”.

 

El funcionario agrega que la Academia se encuentra en una primera etapa, por lo que conforme se desarrolle, serán incorporados instrumentos de aliento así como percusiones; además los integrantes contarán con asesorías para desarrollar su interpretación barroca, afinación, articulación y uso de cuerdas de tripa, típicas que se usaban en la época y diferentes a las que se usan actualmente.

 

La Academia de Música Antigua tendrá como sede el Anfiteatro Simón Bolívar, aunque también ofrecerá conciertos en espacios universitarios y externos, recitales para los que los integrantes serán asesorados por Raúl Moncada, Horacio Franco, Eunice Padilla y especialistas internacionales.

 

Horacio Franco, Premio Crónica, señala que la música barroca se encuentra en una situación “marginal” en los planes de estudio de las escuelas, por lo que el surgimiento de la Academia es una oportunidad para capitalizar a gente de todas las edades, además de ser un proceso “inminentemente necesario, que debía hacerse desde hace 20 años”.

 

El músico, director de orquesta y profesor declara que la música barroca no es necesariamente para conocedores: “Es la música de los grandes maestros del siglo XVII y XVIII que tuvo un papel fundamental en el desarrollo de la música posterior”.

 

INSTRUMENTOS. El proyecto coordinado por Jorge Cózatl está conformado por clavecín, violín, violonchelo, contrabajo y una tiorba, este último instrumento es considerado de la familia de los laudes.

 

Christian Velasco, músico de 23 años, explica que la tiorba forma parte del inventario de la escuela Ollin Yoliztli, pues “la escuela lo compró porque un maestro tenía el interés de que sus alumnos guitarristas nos interesáramos en instrumentos como la tiorba, la viola renacentista y una guitarra barroca. Nadie la usaba porque es un instrumento distinto a la guitarra, cuando lo conocí me gustó y lo tomé como préstamo. Las posibilidades técnicas del instrumento son completamente distintas, se puede tocar otra música y las posibilidades interpretativas se potencializan con un instrumento así”.

 

 La AMA-UNAM debutará el 26 de agosto junto a la Academia de Música Antigua de la Universidad de Salamanca, en el Anfiteatro Simón Bolívar, bajo la dirección de Pedro Gandía. Además, será la encargada de dar clausura a la primera Feria Internacional del Libro Universitario, el 27 de agosto en la Sala Miguel Covarrubias.