La candidatura será presentada oficialmente en 2019 y evaluada en 2020

 

El Consejo de Patrimonio Histórico ha aprobado hoy la candidatura del Paseo del Prado y el Retiro. Paisaje de las Artes y las Ciencias a la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco para 2018, propuesta que surge de las conclusiones obtenidas en la 80 reunión de ese organismo.Tras conocer la decisión, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha considerado una "buena noticia" para la capital esta decisión que podría convertir a Madrid en ciudad Patrimonio Mundial.

 

"El Ayuntamiento lo había intentado en otras ocasiones. Ahora lo hemos conseguido", se ha enorgullecido la alcaldesa, que ha hecho referencia a los anteriores intentos de la capital de ser candidata."Hemos querido representar a España con un paisaje cultural-urbano, una zona de la ciudad diseñada para el disfrute de las ciencias, las artes y naturaleza", ha explicado Luis Lafuente, presidente del Consejo y director general de Bellas Artes y Patrimonio.

 

Lafuente, que ha presentado en el Real Jardín Botánico las conclusiones de la reunión del Consejo de Patrimonio Histórico celebrada en los últimos tres días en Madrid, ha defendido que es necesario valorar una zona de la ciudad destinada al "uso de los ciudadanos" y que, a pesar del paso del tiempo, "ha mantenido su fin hasta nuestros días".La candidatura será oficialmente presentada por España ante la Unesco antes del 1 de febrero de 2019 y, consecuentemente, estudiada y evaluada en el Comité de Patrimonio Mundial de 2020.El núcleo del paisaje cultural propuesto es el Salón del Prado, ha explicado, que abarcará las zonas situadas desde Atocha hasta Cibeles y, apostilla, se incluirá "una zona de amortiguamiento" que variará según las sugerencias que reciban.

 

Durante la reunión del Consejo de Patrimonio Histórico también se ha aprobado la candidatura hispano-mexicana sobre la cerámica de Talavera de la Reina y Talavera de Puebla, que será evaluada por la Unesco en 2019; el expediente La Danza Tradicional en España, para su declaración como Manifestación Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial, y la evaluación este año de Medina Azahara como postulante de la lista de Patrimonio de la Humanidad.