Sólo hasta que exista una vacuna o medicamentos contra COVID-19 volveremos a la normalidad, dice en entrevista Jaime Labastida. Confirma participación de la editorial Siglo XXI en la FIL de Guadalajara.

 

Gente angustiada actualmente es aquella acostumbrada al ir y venir de su trabajo a casa, dice Labastida. (Foto: Cuartoscuro)

 

"La gente está diciendo: el mundo será distinto. No es verdad, ninguna pandemia ha transformado a la humanidad. La he hecho reflexionar, sí. La ha hecho pensar en otras posibilidades, sí; pero lo que desarrolla la sociedad son nuevas ideas y las fuerzas productivas”, señala en entrevista el filósofo y poeta Jaime Labastida (Sinaloa, 1939).

 

El también miembro de la Academia Mexicana de la Lengua (AML) y director de Siglo XXI Editores comenta que la pandemia de COVID-19 resultará en un incremento de la globalización y de los sistemas de comunicación a distancia.

 

“Las pandemias y epidemias duran uno, dos o tres años, pasado eso, la gente vuelve a hacer una vida normal, incluso hay mayor crecimiento poblacional, se desarrollan nuevos métodos higiénicos y lo fundamental es que saldremos de la pandemia gracias a la medicina. Eso es lo que significará una normalidad posterior”, advierte.

 

— ¿No llamaría “nueva normalidad” a lo que hoy vivimos?

 

— No llamo a esto nueva normalidad. Volveremos a la normalidad cuando se desarrolle en cantidades suficiente la vacuna. Vacuna y medicamentos nos permitirán volver a lo que es una vida normal.

 

“Mucha gente está tomando precauciones y la pandemia se extiende porque otros dicen que son dueños de su cuerpo y que no se pondrán cubrebocas. El problema es que contagian a otros, el problema es que se trata de una responsabilidad social y no hacer gala de masculinidad ni de machismo y decir no me pasa nada”, responde.

 

— ¿Ha reflexionado sobre el nuevo significado de algunas palabras?

 

— En la Academia Mexicana de la Lengua hemos visto que hay palabras que se han originado en la pandemia, se han extendido y las hemos empezado a analizar. Se hizo una lista de esas palabras surgidas a lo largo de la pandemia que ahora tiene registrada la Comisión de Lexicografía.

 

Jaime Labastida expresa que en lo personal, el confinamiento no le ha afectado de manera grave ya que es una persona que trabaja intelectualmente en sus propios temas.

 

“Esto me ha permitido volver a algo que hace muchos años había dejado de lado: lecturas en profundidad. El encierro me ha permitido volver a mis antiguos hábitos, encerrarme dentro de mí. Volví a leer El ser y la nada, de Jean-Paul Sartre; Ser y tiempo, de Heidegger; leí toda la historia de México y las tres disertaciones de Lucas Alamán, además de muchos textos de Vasconcelos que me han parecido un desastre”, comparte.

 

El poeta opina que quienes hoy están angustiados y pasado una situación de estrés, son  aquellos acostumbrados a un ritmo de vida de “yendo y viniendo” de su trabajo a la casa.

 

“Algunos se refugiaron en la televisión y ya se les acabaron las series o las películas que les interesaban, pero los libros son infinitos. Los que leemos libros no nos hemos aburrido, los que tenemos el acceso a la lectura estamos gozando, en cierto sentido, esto. Claro, los ingresos económicos han bajado mucho. Hay una situación favorable para el desarrollo intelectual. Espero que de aquí salgan muchos escritos, libros de poesías y sinfonías”, señala.

 

SÍ A LA FIL. Jaime Labastida asegura que Siglo XXI Editores sí asistirá a la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara en caso de que ésta se realice de manera presencial, del 28 de noviembre al 6 de diciembre de 2020.

 

“Vamos a ir cuidando mucho nuestra intervención. Quizá en un espacio más reducido, quizá no hagamos presentaciones. Vamos a cuidar mucho los costos porque la situación es muy difícil, pero vamos a ser solidarios con la FIL Guadalajara, a la que no hemos dejado de asistir un solo año”, afirma.

 

A la pregunta de si los organizadores de la FIL han dado facilidades a las editoriales, Labastida señala que han ofrecido estímulos y al parecer, cobrarán menos el metro cuadrado del stand.

 

“Los ingresos de la editorial han bajado mucho, no podremos asistir ni presentar tantos libros como otras veces, pero estaremos en la feria, eso lo puedo afirmar de manera clara y firme”, expresa el editor.

 

Labastida comenta que se mantiene en contacto vía remota con el personal que labora en la editorial.

 

“Hemos vuelto paulatinamente al trabajo en la editorial, de manera escalonada y con todas las medidas de protección. No todos han vuelto, no todos los días se trabaja. Uno de los propósitos que me hice para este tiempo es que Siglo XXI saliera de la pandemia como una empresa sana, sin deudas y no hemos despedido a una sola persona, no les hemos descendido el salario, les pagamos el reparto de utilidades”, destaca.

 

Sobre la reducción de ingresos, Labastida señala que las ventas han descendido en un 90 por ciento. “Lo que nos ha permitido sobrevivir es que tuvimos un magnífico 2019, esperamos salir bien este año”.

 

El autor de En el centro del año detalla que en estos meses los libros en papel se venden a través de Amazon, empresa que resultó “una vía efectiva de venta en Siglo XXI. Si siguiera este ritmo cuando se vuelva a la normalidad —que lo dudo mucho—, Amazon sería la segunda fuente de venta de la editorial, la primera es la red Gandhi”.