Desconozco por qué no estaba en el Cervantino, pero va a regresar, anuncia Mariana Aymerich Ordóñez. En esta edición, el número de cortesías se reducirá por lo menos en 20 por ciento, añade.

 

El avance en la programación es del 70 por ciento, dice Mariana Aymerich Ordóñez.

 

La 48 edición del Festival Internacional Cervantino (FIC) será entrañable y festiva, lo que le dará un carácter inclusivo, señaló en entrevista con Crónica Mariana Aymerich Ordóñez, directora del FIC. Asimismo, anunció que la Compañía Nacional de Ópera realizará estrenos durante su participación en el FIC 2020.

 

“Este año vamos a trabajar con los artistas y los grupos artísticos del INBA, quienes regresarán a Guanajuato. Desconozco la razón por lo que la Compañía Nacional de Ópera no estaba en el festival, pero ahora, felizmente, van a regresar y con estrenos muy importantes”.

 

Actualmente, añadió, se tiene un avance del 70% en la programación, en la que ahora figuran más de mil artistas y 30 países, no obstante, “está muy balanceada por la calidad de los artistas mexicanos en los últimos años, lo que ha hecho que la balanza se vaya inclinando al 50 y 50”

 

“Lo empezamos a trabajar desde mayo, no nos esperamos a que Cuba y Coahuila dijeran que sí para comenzar a armar la programación, hay muchas compañías que tuvimos que agendar porque si no, no podrían estar, sobre todo compañías grandotas o los grandes solistas y orquestas”.

 

Respecto a la participación del país y estado invitado, puntualizó que asistirán entre 10 y 15 compañías de cada uno. “De ahí se despliega una cantidad infinita de programación que ellos mismos elaboran y curan. Tanto de Cuba como de Coahuila tendremos artistas de todas las disciplinas: danza, teatro, música, arte urbano y, por supuesto, la literatura”.

 

Cuba ha estado presente en el festival a partir de los años 70, añadió, desde el Ballet Nacional de Cuba, hasta todos los que pertenecen al Buena Vista Social Club, pasando por Omara Portuondo. No obstante, hay diversas expresiones culturales de Cuba que no se conocen.

 

En la visita que Aymerich realizó a la isla, expresó, las artes visuales contemporáneas fueron una grata sorpresa y espera que el arte urbano viaje a México para el FIC 2020. Asimismo, destacó, el interés del FIC en el coreógrafo cubano Carlos Acosta, recientemente nombrado director artístico del Birmingham Royal Ballet.

 

“Ojalá logremos que la compañía que montó en la Habana venga para conocer lo que están haciendo en contemporáneo, además de todas las expresiones que queremos que tengan un diálogo en Guanajuato como el hip-hop, y el rap”.

 

INCLUSIÓN Y DIVERSIDAD. Mariana ­Aymerich expresó que el eje temático de esta edición, además de la importancia que tienen ambos temas en la actualidad, refuerzan el sentimiento de pertenencia en las personas. “El Cervantino es de todos y está abierto para todos no importando género, raza o condiciones físicas”.

 

Desde el año pasado han trabajado de la mano con el Instituto Guanajuatense para Personas con Discapacidad y en los próximos días se reunirán para tener el diagnóstico de las medidas que se implementaron, como el programa en braille y las adecuaciones en los recintos.

 

“Guanajuato no es una ciudad fácil, es preciosa, pero es un poco complicada”. Aymerich explicó que se está viendo la posibilidad de instalar una rampa o un elevador para poder trasladar fácilmente las sillas de ruedas y que se mejorarán los espacios definidos para las personas con discapacidad motora.

 

Por otro lado, añadió, existirá una gran presencia de propuestas artísticas que hay en torno a la inclusión y la diversidad. “Existirá un gran porcentaje es este tipo de propuestas, pero también tenemos que voltear a ver a los artistas de Guanajuato, a los invitados de honor, a toda la parte internacional que hacemos con embajadas, etcétera”.

 

CORTESÍAS. El año pasado se entregaron 7 mil cortesías, 40% menos que el 2018. Mariana Aymerich detalló que este año se reducirá por lo menos 20% más, lo que permitirá tener más número de boletos a la venta.

 

“Hemos estado platicando todos en cuanto a las estrategias para que sólo aquellas cortesías que estamos seguros que van a ser bien utilizadas salgan de taquillas. En el 2018 la venta de boletos fue de 8 millones 463 mil pesos; el año pasado fueron 9 millones 711 mil pesos. Estas estrategias nos ayudan a que podamos analizar las áreas de oportunidad para que no se repitan”.