SIN RECURSOS. Este año sólo podrá editar dos de los cuatro números y el que ya está a la venta está dedicado a los amuletos. “Esperemos que esta parálisis de la inversión privada y pública se despeje, porque todas las pequeñas editoriales independientes de México estamos sufriendo. Por eso hicimos ‘Amuletos’, para ver si nos trae suerte”, indica Margarita de Orellana.

 

Esta no es la tercera revista del año, es la primera. Ha sido difícil toda esta parálisis económica que no nos ha permitido sacar los cuatro números, dice Margarita de Orellana.

 

Este año, la editorial Artes de México sólo editará dos números de los cuatro de su revista. La publicación con 30 años de vida que dirigen Alberto Ruy Sánchez y Margarita de Orellana, lanzará durante 2019 sólo dos ediciones y la primera de éstas —ya a la venta— dedica sus páginas al tema de los amuletos.

 

“Ésta no es la tercera revista del año, es la primera. Ha sido difícil toda esta parálisis económica que no nos ha permitido sacar los cuatro números, vamos a tener que sacar sólo dos. Ya les avisamos a nuestros suscriptores y eso no quiere decir que perderán su suscripción, para nada, sólo la revista se va a tardar un poco más”, señala en entrevista Margarita de Orellana.

 

Artes de México es un proyecto que nació en 1988 con la renta de una mesa en un estudio de tipografía, desde ahí, Alberto Ruy Sánchez, Margarita de Orellana y Alfonso Alfaro planearon la vida de esta editorial.

 

Ruy Sánchez ha comentado en entrevistas (Crónica 14/12/2017) que Artes de México empezó con “una mesa, después ya pudimos tener teléfono, hemos ido creciendo poco a poco. Hoy es un trabajo colectivo”.

 

En la página de la editorial se menciona que la revista promueve y difunde la diversidad cultural de México en todas sus manifestaciones creativas.

 

“Transforma los saberes de nuestra cultura en material de lectura sin precedente y con calidad excepcional. Creamos libros espectaculares para un público adulto e infantil. Desde sus inicios, ha estado vinculada con los escritores, investigadores, creadores, líderes de opinión y empresarios más importantes, y ha sido reconocida con más de ciento cincuenta premios nacionales e internacionales”.

 

Margarita de Orellana confía que la situación para las editoriales independientes mejorará. “Esperemos que esta parálisis de la inversión privada y pública se despeje, porque todas las pequeñas editoriales independientes de México estamos sufriendo por lo mismo. Por eso hicimos ‘Amuletos’, para ver si nos trae suerte”, indica.

 

“AMULETOS”. La revista número 131 de Artes de México está dedicada al tema de los amuletos e incluye tres textos póstumos del lingüista Carlos Zolla Luque (1945-2019).

 

“Hace unos dos o tres años sacamos un libro de una curandera purépecha cuyo prólogo lo realizó un maestro maravilloso: Carlos Zolla, quien a partir de ese momento empezó a acercarse a la revista. Zolla era un experto en medicina tradicional. Él se juntó con cantidades increíbles de curanderos y les fue haciendo preguntas sobre todos los conocimientos que tenían”, recuerda Margarita de Orellana.

 

El que fuera lingüista e investigador de la UNAM, añadió la editora, publicó en siete tomos las Obras completas de Francisco Hernández, el médico que envió Felipe II a la Nueva España a hacer un levantamiento de plantas y de enfermedades que existían durante la época prehispánica.

 

“Nosotros empezamos a trabajar con Carlos Zolla este número de la revista, él era un erudito y nos entregó su texto hace varios meses y cuando llamé para explicarle que los textos habían sido fácilmente editados, resultó que se adelantó”, platica De Orellana.

 

Por lo tanto, la revista es un homenaje al lingüista fallecido el pasado mes de enero.

 

“Es un número dedicado a los amuletos pero también es un homenaje al doctor Carlos Zolla. Trabajar con él fue todo un placer y además de continuo aprendizaje, porque cuando hablaba aprendías muchísimas cosas que no están en los libros ya que él tenía esta relación enorme con los estudios y con muchos de la curanderos de la medicina tradicional”, comenta De Orellana.

 

La publicación incluye los siguientes textos de Zolla Luque: “Colibrí, amuleto de la magia amorosa”; “La Medalla de san Benito” y “El amuleto y el símbolo”.

 

“Escribió varios capítulos en donde habla de los amuletos como objetos de protección, de la universalidad de los amuletos, de su naturaleza y también nos detalla cómo se fusiona la naturaleza contra los depredadores y entonces nos habla de ciertos animales y plantas que sirven como amuletos dentro de la naturaleza”, indica.

 

Además, escriben los investigadores David Lorente Fernández, Antonio Rubial García y Rafael Vargas.

 

“Publicamos al antropólogo David Lorente quien nos habla de la fuerza, del poder de amuletos, como son las plumas del colibrí y los cascabeles de víboras en la región de México donde hay culturas nahuas: Texcoco”, detalla.

 

Sobre el texto de Antonio Rubial versa sobre las reliquias en el México colonial.

 

“Aquí hay cierta ambivalencia porque en la iglesia no todos los objetos sacros que se utilizan para los ritos son considerados amuletos, al contrario, el decir que son amuletos está mal, en este caso hablamos de ciertas reliquias que eran consideradas en las colonias como amuletos y de alguna manera hay una enumeración interesante”, precisa.

 

También aparecen textos de Rafael Vargas sobre los amuletos como inspiración literaria y de Alberto Ruy Sánchez sobre uno de los amuletos más conocidos: la mano de Fátima.