Alan Glass, figura clave del movimiento surrealista y radicado en México desde 1963, recibirá el 15 de noviembre la Medalla Bellas Artes por su sobresaliente trayectoria.

 

En un comunicado, la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes anunciaron que por la importancia de su obra y los aporte que realizó a la cultura nacional, recibirá el máximo galardón que entrega el INBA.

 

Alan Glass llegó por primera vez a México en 1962, motivado por el impacto que dejó en él una calaverita de azúcar que vio en casa de Aube Elléouët, hija de Breton. Al año siguiente, 1963,  regresó a Francia. No obstante, su estancia fue breve, pues como él mismo ha declarado, México lo había conquistado y desde ese tiempo vive en el país.

 

Nacido en Montreal en 1932, Glass es considerado uno de los últimos surrealistas y  como André Breton mismo declaró al conocerlo, nació surrealista. Ingresó en 1949 a la Escuela de Bellas Artes de Montreal y terminó sus estudios (un programa de cuatro años) en la mitad del tiempo.

 

En México, Alan Glass ha desarrollado su carrera artística durante más de medio siglo. Al llegar a nuestro país, rápidamente se involucró en la escena artística local e hizo amistad con creadores como Manuel Felguérez, Alice Rahon, Pedro Friedeberg,

 

Bridget Tichenor, Vicente Rojo, Kati Horna, Lilia Carrillo, Pita Amor y Leonora Carrington. Pertenece, desde 1999, al Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.