Las reducciones están ligadas al proceso de austeridad y tienen que ver con ejercicios administrativos, añade la secretaria de Cultura. Propone la comunidad artística plan de cinco puntos

 

"El presupuesto que nosotros estamos proponiendo no vulnera en lo absoluta la actividad sustantiva y artística. Las reducciones están ligadas al proceso de austeridad que tienen que ver con actos y con ejercicios del administrativo, ningún proceso cultural está siendo vulnerado desde la Secretaría de Cultura”, comentó ayer Alejandra Frausto, secretaria de Cultura durante una comparecencia que sostuvo en San Lázaro con la Comisión de Cultura y Cinematografía de los diputados.

 

La funcionaria reiteró que está de acuerdo con el plan de austeridad de Andrés Manuel López Obrador ya que habrá una reducción  de 363.4 millones de pesos en gastos de operación como el ya no rentar coches para traslado o dejar de comprar botellas de agua, y con ese dinero se podrán reactivar programas que ahora no son beneficiados.

 

En respuesta, la comunidad artística exigió el cumplimiento inmediato de cinco puntos: derogación de la actual Ley de Cultura a fin de retomar el proyecto original de la misma, un proyecto de ley que garantice el blindaje del presupuesto asignado a cultura y cinematografía tal como lo fija la UNESCO con el 1% del PIB, la instauración de un cuerpo de diálogo entre Secretaria de Cultura, la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados y los representantes de todos los gremios de la comunidad artística,

 

Así como una transparencia absoluta del ejercicio presupuestal a través de un observatorio ciudadano y un incremento del 0.42% aumento del Presupuesto de Egresos de la Federación. También comentaron la posibilidad de convocar a un paro nacional y a no aceptar un sacrificio más a un sector que siempre es castigado.

 

La Secretaria de Cultura, sin comprometerse a cumplir las demandas, dijo que se trabajará en los puntos planteados y se les dará respuesta en otro momento ya que ayer sólo disponía de media hora para plantear su plan de trabajo, escuchar las demandas de la comunidad y ofrecer su postura sobre la disminución del 7.6% del presupuesto al sector.

 

Durante su comparecencia, Alejandra Frausto señaló que la administración pública de la Secretaría de Cultura se convirtió en un archipiélago en donde cada quien hacia su propio trabajo y veía para sí.

 

“Este presupuesto (12 mil 394 millones de pesos) refleja un incremento del 52% para las actividades culturales, para el hecho cultural para las acciones culturales y una reducción sensible en el presupuesto destinado al trabajo administrativo”

 

Ustedes conocen lo que es la burocracia y que merma una gran cantidad de presupuesto, añadió. “Tenemos que ser más eficaces y acortar esos trayectos burocráticos. Los trámites y el tiempo que tarda un proceso burocrático para llegar del dinero al hecho cultural es muy largo y ese tiempo se traduce en dinero también. Esa es una de la acciones del estudio hecho por la propia Secretaría y de sus procesos”.

 

La Secretaria señaló que los programas estratégicos del sector cultural continúan como son: el de patrimonio, difusión y promoción de educación artística y los programas del FONCA.

 

“Pero hay un programa que se suma a esta administración que es Cultura comunitaria ya que los ejes prioritarios son: la comunidad, reconstrucción  del patrimonio y gasto eficiente y con responsabilidad”, dijo.

 

Sobre la reconstrucción detalló que se trabajará con inmuebles catalogados y no catalogados, la creación de escuelas-talleres regionales y la creación de un nuevo fondo: Fondo de prevención y mantenimiento que tiene asignado en el proyecto del PEF 2019 un monto de 800 millones de pesos.

 

Sobre cómo se utilizará ese dinero, Alejandra Frausto señaló que ya hacen un diagnóstico. “Tenemos que hacer un estudio profundo que ya empezamos, la infraestructura cultural existente, darle mantenimiento y darle dignidad y que se preserve de buena manera”.

 

En gastos de operación, añadió, “hemos hecho un esfuerzo de reducción de 363.4 millones de pesos. Por ejemplo, la cantidad de arrendamientos que se tienen en automóviles, seguros privados, ahorros en materiales y suministros y servicios generales. Todas esas compras que se van a consolidar ahora en la Secretaría de Hacienda nos evita en estos proyectos largos administrativos”.

 

Por ello, agregó, “es momento de estudiar hacia dentro la institución, se estudió cada una de las áreas y las duplicidades que hay. Este es el proyecto que estamos haciendo para tener una institución más eficaz, fuerte y más ágil”.

 

Muchos de los recursos que se destinarán al trabajo sustantivo, explicó, tendrán incremento a través de los ahorros derivados del rediseño y gestión institucional que están en proceso.

 

Adelantó que en Hacienda ya está aprobado un formato especial de contratación artística que tiene que ver con la singularidad del trabajo, lo cual es, dijo, ejemplo de los cambios que habrá en su administración.

 

Frausto también anunció otro nuevo programa: Misiones por la diversidad cultural.  “Las fases de uno de los programas prioritarios de la cultura comunitaria que son las Misiones por la diversidad cultural, las cuales implican un diagnóstico vivo por cada municipio en tierra, esta primera fase está diseñada para los 100 primeros días y es recoger las necesidades e ideas de los artistas e investigadores”, indicó.

 

La segunda etapa, dijo, serán los semilleros creativos que tienen que ver con 500 municipios de violencia, “en primera instancia se atenderán a niños y jóvenes en condición vulnerable de manera permanente en diferentes disciplinas que las mismas comunidades vayan marcando”

 

Al concluir el próximo año, se comprometió, “estaremos atendiendo 966 municipios con 733 mil involucrados, niños, maestros, estamos hablando de actores involucrados. ¿Cómo se decidieron los municipios? Cruzando los índices de violencia y marginación”.

 

La funcionaria explicó que el avance de ese y todos sus proyectos se evaluarán cada tres meses. “Nosotros estamos en el gabinete de bienestar y a principio de abril tendremos nuestra primera evaluación de avance. En cultura podemos gastar de manera eficaz y con resultados visibles. Tenemos la posibilidad de gestionar más recursos que no se estén ejerciendo en otras áreas. El subejercicio que tenemos en cultura es un pecado mortal”.

 

Después de esta evaluación trimestral, destacó, acudirá a la Comisión de Cultura y Cinematografía para mostrar los resultados.

 

“Le solicitaría a esta comisión que me inviten a dar una seguimiento cada tres meses lo que significa un avance en cultural”.