En las últimas semanas hasta en cuatro ocasiones han reportado la presencia de tiburones ballena en las costas de Eilat, en el sur de Israel.



Esta especie única se acercó hasta el arrecife de corales de la ciudad de Eilat, en la punta sur del país.

Los tiburones ballena son considerados la especie de pez más grande del mundo con cerca de doce metros de longitud. Por lo general, se encuentran en aguas cálidas tropicales y subtropicales, pero habrían llegado repetidas veces hasta la costa de Israel en los últimos meses sin razón aparente.





 

Las personas que visitan Eilat no tienen por qué preocuparse por la presencia de los tiburones ballena: a pesar de su gran tamaño, no suponen ningún tipo de peligro para los humanos ya que se alimentan de plancton y no de carne. Incluso son considerados como una especie bastante cariñosa y juguetona.